Descubriendo a la maestra Aurora Climent Sellés

On 18 juliol, 2020 by arxiver
Spread the love

Amelia Ibáñez en Rocafort, Jesús Jordà en Redován.. y ahora Aurora Climent en Santomera. Todas ellas fueron maestras, nacidas en Sella, que han dado nombre a una calle en las poblaciones donde ejercieron, dejando un recuerdo imborrable. Recuperamos la figura de Aurora Climent Sellés (1869-1948) de la mano de Francisco Cánovas, cronista oficial de Santomera.

Doña Aurora Climent Sellés, maestra de escuela

Francisco Cánovas Candel

(publicado en La Calle. Revista de información local de Santomera, nº 28, noviembre de 2004)

El nombre de Dª. AURORA, la Maestra, es legendario en Santomera para quienes tienen conocimiento de esta gran mujer. Las santomeranas, y también los santomeranos, de más años, recordamos cómo hablaban nuestros padres, con mayor énfasis nuestras madres, de aquella gran Maestra que les enseñó a leer y escribir en los últimos años del Siglo XIX y primeros del XX; y no solo las inició en la cultura primaria, también fue exquisita Profesora de Labores para las niñas y jóvenes santomeranas inculcando en ellas el apego a los primorosos trabajos de costura, bordados, bolillos, etc.etc., que las mujeres de este pueblo, ¡aquellas de antes!, dominaban con extraordinaria destreza, gracias a la enseñanza, consejos y perseverancia que en ellas infundía Dª AURORA; yo lo escuché muchas veces de mi madre, TERESA CANDEL ANDUGAR, quien como tantas otras mujeres de su época la recordaban con entrañable cariño…
Dª: AURORA, nacida en SELLA, Municipio alicantino cercano a SIERRA DE AITANA, el 11 de Septiembre de 1869, llegó a Santomera en los primeros años de la década de de 1890, y aquí permaneció enseñando a generaciones de niñas y adolescentes santomeranas más de 20 años.

(fuente: Arxiu de Sella)

Por los años 1913-14 fue trasladada a Murcia, capital, al Colegio de SANTA MARÍA, como ascenso en su ejecutoria de elevadísimo nivel; al final de su carrera estuvo propuesta para INSPECTORA DE 1ª ENSEÑANZA, gozando de gran prestigio en el mundo del Magisterio, bástenos saber que cuando la mayoría de Maestros y Maestras tenían sueldos de 1.100 Pesetas ¡al año¡ Dª AURORA ganaba 2.100 Pts., dato que, en cierto modo, indicaba su alta calificación profesional.
Dª AURORA CLIMENT fue una Maestra de enorme categoría y singular personalidad, Además, por su bondad y acendrado espíritu cristiano impartía a sus alumnas una educación de delicada sensibilidad que ella demostraba siempre con el ejemplo de su intachable conducta, plena de simpatía y amabilidad; por su responsabilidad y espíritu de sacrificio desarrollaba una actividad docente que hoy parecería imposible. Sus consejos eran muy respetados, todavía se recuerda, “Porque, decía Dª AURORA que es más bien callar que hablar mal…”
Hemos encontrado un documento histórico (AMM. LEG.3620), que refleja la abrumadora tarea de Dª AURORA. En este documento, de 30 de Agosto de 1913, se detallan las alumnas que cada Maestra tenían a su cargo, especificándose cuantas de ellas eran pobres o hijas de padres pudientes.
Por aquellos años las dos Escuelas de niñas de Santomera estaban atendidas por Dª AURORA CLIMENT SELLÉS (fue trasladada a Murcia poco tiempo después), y Dª EULALIA NAVARRO MAZÓN; pues bien esta última tenia en su clase 58 niñas, 19 pudientes y 39 pobres, mientras Dª AURORA atendía ¡143!, con una asistencia media de 112 niñas y jóvenes… Este dato, rigurosamente histórico, denota la capacidad de trabajo de aquella inolvidable Maestra, y también su prestigio y la admiración que los vecinos de Santomera sentían por ella, inscribiendo en su Escuela tantas alumnas. Pero hay en ese documento oficial referido un detalle que refleja la grandeza de espíritu de Dª AURORA; los Maestros y Maestras estaban obligados a detallar en unos estadillos, cada cierto tiempo, los asistentes pobres o pudientes; en los formularios firmados por Dª AURORA figuran, solamente, el total de sus pupilas, para ella todas eran iguales, las que podían más o las menos pudientes… ¡otro rasgo de nobleza!.
Dª AURORA, casada sin hijos, se desvivía por sus sobrinos los hermanos SEVA CLIMENT; “LOS PEPELONES”, quienes, posiblemente, por influencia suya vinieron a Santomera y en este pueblo enraizaron formando familias honradas, trabajadoras y dignas que ganaron el aprecio y consideración del vecindario santomerano.

Juan Seva Climent fue uno de los sobrinos de Aurora, llegados de Sella y adoptados por Santomera, donde formaron familia. Juan fue, como su tia, maestro (font: Arxiu de Sella).

La Maestra Dª AURORA dentro de sus sencillez y humilde condición era una gran SEÑORA, muy distinguida, que entregó lo mejor de su vida a Santomera y se encariñó tanto con nuestro pueblo que no siendo santomerana quiso morir (24-DIC-1948), y ser enterrada en el lugar que ella también consideraba suyo…
Dª AURORA CLIMENT SELLÉS ¡una Maestra de Escuela que dejó huella en Santomera!

Francisco Cánovas Candel (2004)

Comments are closed.

Aneu a la barra d'eines