Don Joaquín Pons Cerdá

On 4 abril, 2022 by arxiver
Spread the love

Hace casi un año escribí sobre los Pons1, la familia que poseía la masía de la Rapella dels Senyorets. En este tiempo el conocimiento sobre estos personajes ha aumentado considerablemente, en especial gracias a la ayuda de una descendiente de un individuo de esta familia que, buscando información, nos contactó.

Paz Ortega Ruiz desciende de Joaquín Pons Cerdá, hijo de Francisco Luis Pons Domenech y Remedios Cerdá Lloret (de quienes di noticia en la anterior publicación). Este Francisco Luis, natural de Penáguila, casó en Sella con Remedios Cerdá y por aquel tiempo era vecino de la Parroquia de San Martín de Valencia. Su padre era natural de El Verger y su madre de Penáguila.

Joaquín nació en Sella el día 23 de febrero de 1841 a las nueve de la mañana y fue bautizado al día siguiente por Don José Bou Presbítero. Se le puso por nombre Joaquín Ysidro y fueron sus padrinos Ysidro Lorca de Benidorm (hermano de Santiago Llorca) e Ysabel Cerdá de Sella. Era el sexto hijo de un total de once, el tercero de los que llegaron a edad adulta.

No tenemos datos concretos aún, pero parece ser que la familia empezó a exportar fruta a Inglaterra y Francia y montaron empresas. Joaquín fue mandado a estudiar a Inglaterra, donde conoció a su futura esposa con la que se casó en aquel país en 1878, Fanny Adams Hewlett, natural de Londres (nacida en 1850 y bautizada en Valencia en 1879). Ella consta como una de las accionistas de la Sociedad Hidroeléctrica de Valencia2 (1894-1941) con 17 acciones. Esta empresa fue fundada por los hermanos Francisco, José y Manuel Pons Forés, sobrinos de Joaquín, que poseía 20 acciones.

Joaquín Pons Cerdá, fotografía perteneciente a la familia de Paz Ortega.

Algo de lo que estamos seguros es que Joaquín vivió en Inglaterra varios años. En 1874 y 1875 consta en unos censos electorales, con residencia en el 49 de Downshire Hill (Hampstead, London). En otro censo electoral de 1876 consta también con residencia en el 14 de la avenida Belsize (Hampstead, London). Si se busca en un mapa, ambos lugares, Downshire Hill y Belsize, se encuentran a pocas calles de distancia.

Sobre las exportaciones y sus estudios poco o nada sabemos aparte de las anécdotas, pero un hecho es que durante esos años las exportaciones a Inglaterra y Francia acrecentaron. Juan Piqueras Haba, en su artículo “Exportación agraria y transporte en Valencia: 1850-19303, nos dice lo siguiente sobre las exportaciones valencianas:

“… habría que esperar hasta finales del XVIII para que empezara a cobrar fuerza el comercio internacional de cítricos entre los productores mediterráneos y los primeros países ricos capaces de importar en grandes cantidades: Inglaterra y Francia”.

Los primeros grandes envíos a Inglaterra los realizó en 1853 Francisco Sagristà, quien ampliaría su negocio abriendo mercado también en Hamburgo. José Aguirre fue desde 1870 el primer gran consignatario valenciano de buques (en sociedad con los franceses Fourier) …”.

La evolución de las exportaciones valencianas en el conjunto español marca bien a las claras su expansión y su monopolio. En 1861, todavía en los comienzos, los valencianos exportaban 9.000 Tm, algo más de la mitad de toda España. Diez años después, en 1871, se exportaban 45.764 Tm, que representaban el 75% de España, mientras que en 1880 se alcanzaban las 90.000 Tm y se elevaba al 85% la cuota respectiva. En estos mismos años el mercado francés iría dejando su papel como primer cliente, convirtiéndose el Reino Unido en el principal punto de destino y rector de la evolución de los precios de la naranja”.

La familia Pons, con tanto ánimo para los negocios, aun sin destacar como exportadores de fruta, ciertamente debió exportar, principalmente, fruta a Inglaterra. Por documentación posterior perteneciente a los Pons que heredaron la Rapella dels Senyorets, sabemos que tenían propiedades en varias localidades de Valencia (Cullera, Sueca, Alboraya, Quart de Poblet…; también poseían tierras en Penáguila y en Barcelona). Esto tan solo sería una parte de lo que anteriormente poseyó la familia, otros familiares heredarían otras tierras, todas en conjunto formarían grandes extensiones donde cultivar, cabe imaginar.

Otro hecho de interés es que Joaquín obtuvo un escudo de armas en 1871. El original pertenece a la familia de Paz Ortega Ruiz, y parece ser es la única copia existente.

Escudo de armas de Joaquín Pons Cerdá.

El documento va bajo el título de Despacho Confirmatorio de las Armas del Sr. D. Joaquin Pons y Cerdá. Está redactado por Don Juan José Vilar Psayla, Comendador de la Real y distinguida orden de Ysabel la Católica Caballero de la de Carlos 3º., Caballero Académico de la de los Quiriti de Roma, individuo de varias corporaciones científicas y literarias Cronista y Rey de Armas de númº. por oposicion &. Este hombre publicó diversos trabajos sobre heráldica y genealogías ilustres de España.

Del despacho de armas destaco lo siguiente:

Certifico y hago entera fé y testimonio á las Justicias, Tribunales, Colegios y á cuantos el presente Despacho de armas vieren: Que el Escudo que antecede compuesto de cuatro cuarteles de esta forma: El primer cuartel de oro un puente sable con tres arcos, mazonado de oro, es por el ilustre linaje de Pons, originario de Cataluña […]. El segundo cuartel cuartelado en cruz: en el 1º. y 4º. cuartel, en campo gules una aspa de oro; y en el 2º. y 3º. en campo de plata un lobo al natural, es por el linaje de Cerdá, muy noble, originario y solariego del Reino de Aragon […]. El tercer cuartel en campo de oro un chevron guiles acompañado de tres flores de las azures retocadas de sable una en cada flanco y otra debajo es por el linage de Domenech, oriundo de Francia, de donde vino á las conquistas de Valencia […]. Y el cuarto cuartel en campo de gules un laurel sinople, y un leon rampante de oro, es por el antiguo y calificado linage de Lloret, originario de la Provincia de Alava […].

Cuyo escudo de armas es el que corresponde al Señor Don Joaquin Pons y Cerdá, Domenech y Lloret, como hijo legitimo y de legitimo matrimonio de los Señores Don Francisco Pons y Doña Maria del Remedio Cerdá; nieto paterno con la misma legitimidad de los Señores Don Francisco Pons y Doña Maria Francisca Domenech; y materno de los Señores Don José Cerdá y Doña Maria Lloret; biznieto paterno de 1er. grado de Don Luis Pons y Doña Juana Ana Rodriguez y de 2º. de Don Vicente Domenech y Doña Francisca Garcia; y por el costado materno en 1er. grado, de Don Vicente Cerdá y Doña Teresa Catalá y en 2º. grado de Don Leon Lloret y Doña Josefa Arnau; todos naturales de la Provincia de Alicante y descendientes de las ilustres casas solares de sus apellidos.

(Clique para ver más grande)

Y para que el referido Señor Don Joaquin Pons y Cerdá, y sus hijos, nietos y demas descendientes legitimos, puedan usar de las referidas armas, juntas ó separadas y hacerlas grabar, esculpir, bordar y pintar en sus sellos, anillos, portadas, oratorios, sepulcros, capillas, coches, libreas, targetas, y demas parages acostumbrados, sin que en ello se les pueda poner impedimento alguno; doy el presente Despacho, que firmo de mi mano y sello con el de mis armas en este Villa y Corte de Madrid á veinte y seis de Junio de mil ochocientos setenta y uno.

D. Juan José Vilar Psayla

En la fotografía que acompaña, aunque no se ve bien, podemos fijarnos en que lleva un anillo, posiblemente con este escudo. Por referencias familiares de Paz Ortega, los descendientes de Joaquín hacían uso de este escudo de diversas formas. Y por desgracia para Joaquín y otros familiares, su madre Remedios Cerdá Lloret falleció dos meses después de la concesión de dicho despacho de armas, el 14 de agosto de 1871, en Sella, a los 57 años.

Firma de Joaquín Pons Cerdá en el padrón de Valencia de 18793.

En un padrón de 1879 de Valencia4, consta que viven en el distrito de S. Vicente, barrio 4º, manzana 277, Plaza de Pellicer nº. 7. Joaquín consta con 38 años y su esposa Fanny con 29, él natural de la parroquia de San Andrés y ella de Martock (Inglaterra). La profesión de Joaquín es la del Comercio y Fanny es Propietaria. Los dos saben escribir. Y Fanny consta que lleva un año viviendo en Valencia. Recordemos que en 1878 se casan en Inglaterra y en 1879 es bautizada en Valencia (el 8 de agosto). En otro censo de 18993 consta que viven en la calle Vieja de la Paja nº. 5 junto a sus seis hijos.

Joaquín falleció el 19 de septiembre de 1913 en Valencia, en el distrito del Mar, a los 72 años de edad. Fanny falleció el 13 de octubre de 1922 en Valencia, también en el distrito del Mar, y también a los 72 años de edad.

Esquelas de Joaquín y su esposa Fanny5.

Albert Rubio Rubio, y especial agradecimiento a Paz Ortega Ruiz.

Notas:

  1. https://elcabilo.com/larxiu/2021/03/16/la-familia-pons-cerda-senyors-de-la-rapella/
  2. Tesis doctoral de Antonio Armero Martínez, El proceso de electrificación en la provincia de Valencia (1882-1907), pág. 204. Valencia, 2015.
  3. Exportación agraria y transporte en Valencia: 1850-1930. Artículo de Juan Piqueras Haba en el libro “Impactos exteriores sobre el mundo rural mediterráneo: del Imperio Romano a nuestros días” (Ed. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Secretaría General Técnica. 1997). Págs. 495-522. Textos citados págs. 505 y 507.
  4. Archivo Municipal de Valencia.
  5. Esquela de Joaquín en el diario Las Provincias Año XLVIII Nº. 17159 del 20 de septiembre de 1913. Esquela de Fanny en el diario El Pueblo Año XXIX Nº. 10895 del 14 de octubre de 1922.

4 Responses to “Don Joaquín Pons Cerdá”

  • Rosa María Ortega Ruiz

    Enhorabuena por este artículo, entrañable, ameno, interesante y sobre todo, muy emocionante.

    Conocer la historia de nuestra historia a través de estas líneas es un hallazgo de incalculable valor.

    Las vidas de nuestros antepasados, sus experiencias, periplos y fortalezas están llenos de sorpresas y de sabiduría.

    Muchas gracias

  • Cuca Gorgonio

    Estupendo artículo. Que bonito recordar la historia de nuestros antepasados.

  • Ana Ruiz Giménez

    Entrañable artículo.
    Resulta importante conocer los logros y las experiencias de nuestros antepasados para ayudarnos a crecer como personas y dar ejemplo a nuestras futuras generaciones.
    Enhorabuena por tu excelente trabajo documentalista.

  • Antonio Blanes Girones

    Auténtico trabajo de un historiador avezado acostumbrado a redactar biografías.
    He disfrutado leyéndolo.

Aneu a la barra d'eines